El presidente de la República, Iván Duque hizo un llamado este jueves a la calma tras la muerte de Javier Ordóñez, a manos de dos policías en un caso de abuso policial que generó protestas y vandalismo que cobraron la vida de al menos 10 personas.

«Quiero hacer un llamado a la calma y a la serenidad, pero al mismo tiempo a la confianza en las instituciones independientes de nuestro Estado de derecho para que sean las autoridades (…) las que establezcan estas circunstancias», indicó el primer mandatario.

Este es el primer pronunciamiento del jefe de Estado sobre lo ocurrido este miércoles en Bogotá y otras ciudades del país.

El mandatario agregó desde la Casa de Nariño, que espera que «no sean las voces que llaman a la confrontación, a la desesperanza, a la rabia, las que conduzcan el pueblo colombiano».

Duque resaltó que «el llamado a la calma y la serenidad no es un llamado a la indiferencia, es un llamado a que todos tengamos la confianza pero al mismo tiempo hacerle hincapié a las autoridades para que nos transmitan resultados».

El presidente también expresó su solidaridad con la familia de Ordóñez y aseguró que a través de la Cancillería se está trabajando para facilitar que los familiares del abogado que viven en España y Argentina puedan regresar.

Publicidad

«Estos hechos se van a investigar con total rigor y prontitud, hoy la Fiscalía General de la Nación ha abierto investigación, se está haciendo la investigación en el cuerpo policial», informó.

Seguidamente, rechazó la «violencia, el vandalismo, las agresiones que se observaron frente a la Fuerza Pública y a muchas de las instalaciones que la fuerza tiene para proteger a los ciudadanos».