Al posesionar al contralor general, Felipe Córdoba, el mensaje del presidente Iván Duque fue claro; atacar la corrupción en todos los niveles y con todas las instituciones que posee el Estado.

“En nuestro país la contratación directa a tenido abusos significativos, que se han prestado para que las entidades públicas estén al servicio de mafias, que esquilman al Estado únicamente para mantener su espíritu de control del poder”, sostuvo Duque.

Cabe recordar, que Córdoba fue elegido por el Congreso, el pasado 20 de agosto, y llega al ente de control con el respaldo del Centro Democrático, el Partido Liberal, Partido Conservador y Cambio Radical.

Por otra parte, el mandatario también confirmó que el nuevo embajador de Colombia en las Naciones Unidas será el excanciller Guillermo Fernández de Soto.

También nombró en la Unidad Nacional de Protección a Pedro Elías González y a Ernesto Lucena como director de Coldeportes.