El comité Nobel de Noruega le concedió al presidente Juan Manuel Santos el galardón de Paz 2016, «por sus decididos esfuerzos para llevar a su fin más de 50 años de guerra civil en Colombia».

Según ese fallo, el premio es un claro apoyo a la decisión de Santos de invitar a todas las partes a participar en un amplio diálogo nacional para que el proceso de paz no muera, después de que el 2 de octubre ganara el No en el plebiscito que refrendaría el Acuerdo firmado con las Farc.

Muchos cuestionaron a Santos por su empeño de validar en las urnas el histórico acuerdo con la guerrilla de las Farc, pero el jefe de Estado se mantuvo firme.

La organización en Oslo indicó que la guerra en el país «ha costado la vida de por lo menos 220.000 colombianos y desplazado a cerca de seis millones de personas» y que este reconocimiento «debe ser visto como un tributo a los colombianos que, a pesar de grandes dificultades y abusos, no han perdido la esperanza de una paz justa, y para todas las partes que han contribuido al proceso de paz».

Publicidad