La conmoción impera en Santander por el asesinato de una familia completa en el municipio de Landázuri, perpetrado la noche del pasado domingo 11 de septiembre.

Las víctimas fueron identificadas como Álvaro Díaz, quien se desempeñaba como profesor en la zona; su esposa Loiden Acuña Pérez, su hijo de 20 años, Johan Sebastián Díaz Acuña y su hermana de 13 años.

Ante el múltiple homicidio, la comunidad linchó y mató a los cinco asesinos.

Al respecto, el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, describió al detalle para Noticentro Uno CM&. las razones que desencadenaron esta tragedia

“Dentro de los primeros móviles que se tienen frente a este múltiple asesinato, al parecer había un préstamo económico por una suma alrededor de los 20 millones de pesos. El profesor (Álvaro Díaz), al solicitar el reintegro o pago de esta deuda, ellos quisieron tomar revancha por su cuenta, cegándole la vida no solo al profesor, a su esposa y a sus dos hijos; una quinta persona resultó herida y que era Natalia Calle, empleada del servicio doméstico que al escuchar los gritos de auxilio […] fue agredida, pero salió del lugar pidiendo el auxilio de la comunidad“, narra el mandatario regional.

También puedes leer: Revelan identidades de las seis personas asesinadas en Barranquilla: “formaban parte de una banda criminal”

La acción de Natalia Calle, según lo que describe el gobernador Aguilar, fue clave para la posterior reacción enardecida de la comunidad, que terminó asesinando también a un quinto implicado -cuando en principio se hablaba de cuatro homicidas- y cuya comunidad informó del lugar en el que se encuentra reposando dicho cadáver.

Aguilar añade que los hechos continúan en materia de investigación en el marco de un consejo de seguridad extraordinario que se adelanta en Landázuri, donde se tomaron medidas especiales tras la masacre.

“Se decretó toque de queda desde las 6 de la tarde de ayer hasta que se calme todos los ánimos frente al dolor que tiene la comunidad y frente la asonada que se presentó ayer en horas de la tarde con nuestra fuerza pública. Nuestra petición al ministro Iván Velázquez; el consejo regional que queremos con los mandatarios de Bolívar, César, Boyacá, frente a la situación que se viene presentando de microtráfico y minería ilegal”, añadió el gobernador.