21/12/2017

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, remitió a un juzgado de ejecución de penas el primer caso de un empresario que busca postular su caso a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

Se trata del palmero Luis Fernando Zea Medina, condenado a 10 años de prisión por desplazamiento forzado ocurrido Curvaradó y Jiguamiandó, Chocó en 1996.

El empresario condenado solicitó su libertad condicionada prevista en la Ley de Amnistía al considerar que fue condenado en el marco del conflicto armado así como el hecho de que lleva más de 6 años preso.

Zea Medina, fue condenado porque según la investigación la empresa Palmadó (en la que él era socio) fue una de las que colaboró en el proyecto de expansión del ex jefe paramilitar Vicente Castaño, en temas agro industriales para el cultivo y explotación de palma africana.

Zea fue condenado por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado en concurso homogéneo e invasión de área de especial importancia ecológica agravado.

La Corte indicó que no es competente para revisar la solicitud del empresario porque su proceso se lleva en Ley 600 del 2000 y ya cobró ejecutoria, por lo que debe ser un juez de ejecución de penas quien resuelva  su petición de libertad condicionada.

Publicidad

Paola Santofomio – CM&