La primera dama de la nación, María Juliana Ruiz, participó en el encuentro de resultados del programa Aventurémonos en Familia, en el que destacó el papel de las familias por tomar acciones que favorezcan el cuidado y la protección de los niños, niñas y adolescentes, pero también de la ciudadanía en general.

“Gracias a las familias por haber reconocido, entendido y gestionado soluciones para garantizar ese bienestar y empatía al interior de sus hogares, y, sobre todo, gracias porque nos están ayudando a todos los colombianos a romper con esos ciclos de violencia tan desafortunados que nos han llevado a grandes tragedias y dolores como individuos, como miembros de familia y como ciudadanos”, expresó la primera dama.

De igual manera, hizo un reconocimiento a Aventurémonos en Familia, por ser un programa que ha tenido “una esencia basada en el reconocimiento, en la regulación y en la recuperación de las relaciones a partir de las emociones, del fortalecimiento de la interacción, teniendo en cuenta el valor de lo psicosocial, de lo afectivo, de los psicológico, de eso que resalta nuestra humanidad”.

Le puede interesar: Alcaldesa de Bogotá recibe informe sobre lesiones oculares en protestas

Durante su intervención, la primera dama destacó que este trabajo va en línea con su propósito estos tres años de salvaguardar la vida de los niños, niñas y adolescentes, enmarcado en la Alianza Nacional contra la Violencia hacia Niños, Niñas y Adolescentes, que busca implementar acciones para erradicar cualquier forma de maltrato, abuso y situación de violencia contra la niñez en el territorio nacional.

En el evento, la primera dama entregó un reconocimiento a Leidy Ricardo, en representación de las familias participantes del programa por su compromiso con la niñez del país.

“Quiero agradecer a la primera dama y al Gobierno nacional porque este programa cambió mi vida y la de muchas familias y muchas personas de mi vereda. Me gustaría que otras familias pudieran conocer estos proyectos y cambiar su vida, como cambió mi vida”, expresó Leidy Ricardo.

Por su parte, la consejera presidencial para la Niñez y la Adolescencia, Carolina Salgado, resaltó que el trabajo articulado y multisectorial permitió acompañar a las familias de Sucre, Córdoba y Atlántico, y “fortalecer la crianza basada en el respeto, el diálogo, los límites y el amor. Promover entornos protectores para la niñez y la adolescencia ha sido uno de los grandes logros de esta experiencia que vivieron 1.721 familias en su camino por el bienestar y desarrollo integral”.

Vea también: Irán plantea prohibir los perros y gatos tras considerarlos “peligrosos” e “impuros”

Asimismo, el consejero presidencial para la Juventud, Juan Sebastián Arango, afirmó que este programa es la materialización del trabajo por el curso de vida desde los cero hasta los 28 años, y destacó el papel de la juventud “porque los mismos han planteado el rechazo a cualquier tipo de violencia que exista y la salud mental, como un elemento fundamental en el desarrollo de sus proyectos de vida”.

Angie Tatiana Romero, en representación de los jóvenes de la región, expresó su agradecimiento por incluir a la juventud en el desarrollo de estos programas. “Si queremos unas generaciones que sean libres de violencia, que sean ejemplares en la sociedad, debemos trabajar desde la niñez y la juventud, y este tipo de programas lo que hacen es fortalecer el liderazgo de cada uno de nosotros como nuevas generaciones”.

Por su parte, Ana Rita Russo, directora del programa Pisotón, hizo entrega de un reconocimiento a la primera dama por su liderazgo en la prevención de violencias contra niñas, niños y adolescentes.

El evento contó con la asistencia de representantes de las fundaciones aliadas a Pisotón, las gobernaciones de Sucre y Córdoba, y 19 familias participantes, en representación de los territorios en donde se desarrolló esta estrategia.