En el marco de la campaña ‘Ayudar Nos Hace Bien’, la primera dama María Juliana Ruiz, entregó mercados y recordó a la comunidad la importancia de la nutrición en cuerpo y alma.

La visita de María Juliana de dio en uno de los barrios más vulnerables de la capital chocoana, Horizonte, ubicado al sur de Quibdó.

Dicho sector se caracteriza por sus caminos de madera elevados del suelo, donde se erigen casas de tabla y lata habitadas por cerca de 480 familias, muchas de ellas desplazadas y lideradas por madres cabeza de hogar.

Esto se sumará a todas las ayudas que llegan para el departamento, que beneficiarán finalmente a más de 50.000 personas”, dijo la primera dama.

En su recorrido María Juliana estuvo acompañada por un equipo del ICBF, el cual, gracias a los tamizajes de talla y peso a menores de cinco años, logró identificar a un niño de tres meses de nacido en riesgo de desnutrición.

Hoy ingresa al programa ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’. Estamos seguros de que no solamente iremos recorriendo, entregando esos alimentos, como parte de la nutrición del cuerpo, sino que ahora, con el acompañamiento del ICBF en este proceso, hemos logrado además nutrir el alma de una población”, señaló.

Añadió que “esos chiquitos que hoy pueden ser rescatados o identificados con un factor de riesgo de desnutrición son niños para los cuales ‘Ayudar Nos Hace Bien’ es una constancia, una prueba y una manera de reconfirmar que cuando tenemos un propósito común, el alcance es mucho más eficiente, concreto y decidido”.

En línea con esto, la Consejera Presidencial para la Niñez y Adolescencia, Carolina Salgado, manifestó que en los casi dos años de Gobierno se ha trabajado arduamente por la nutrición de cuerpo y alma.

Durante su visita a Quibdó, la primera dama también visitó la Universidad Tecnológica del Chocó, donde sostuvo un encuentro con jóvenes de esta institución, a quienes entregaron  49 computadores, que fueron donados por Nestlé, en el marco de ‘Ayudar Nos Hace Bien’.