Por primera vez en Colombia se desarticuló una banda delincuencial dedicada al préstamo de dinero mediante la modalidad de gota a gota.

11 personas fueron capturadas por presuntamente mover más de 11.231 millones de pesos en la economía formal. Los denominados ‘Patrones’, líderes de la banda delincuencial, intimidaban a sus víctimas amenazándolos de muerte.

Personas vulnerables que debían pagar tasas exorbitantes, el actuar delincuencial de esta banda se enfocaba en municipios de la ciudad de Barranquilla.

Investigadores evidenciaron que estas personas creaban empresas fachadas, adquirían bienes inmuebles y vehículos de alta gama para dar apariencia de legalidad al dinero producto de las actividades ilícitas.