El manejo de la compañía Electricaribe llevó a la Procuraduría a formular pliego de cargos al exrepresentante legal de la compañía, José García Sanleandro, dado que el ministerio Público detectó irregularidades en cinco convenios, en los que no se tomaron medidas de “control y vigilancia”.

Los contratos conllevaron a un detrimento patrimonial por más de 45 mil millones de pesos, según estableció la entidad.

Este dinero debía ser empleado para financiar 29 proyectos, que tenían como fin garantizar la prestación del servicio en la costa caribe.

«García Sanleandro podría haber utilizado indebidamente recursos públicos«, señala la Procuraduría.

La falta por la que García enfrentara el juicio fue calificada como Gravísima.

De otra parte, por este caso tendrá que responder el exfuncionario del ministerio de Minas y Energía Rogerio Ramírez por presuntas omisiones en el manejo de recursos públicos por valor de $211 mil millones de pesos relacionados con la compañía.

Publicidad