Un juez envió a prisión por feminicidio agravado a un segundo sospechoso del asesinato de la activista colombo-española Juana Perea, ocurrido el pasado 29 de octubre en el municipio de Nuquí, en el departamento del Chocó, informó este jueves la Fiscalía.

Se trata de Aristides Pacheco Benítez, conocido como alias “Mulo” e integrante del Clan del Golfo.

Pacheco Benítez fue capturado en octubre por otros delitos, pero fue puesto en libertad condicional. Un juez avaló ahora la petición de arresto de la Fiscalía y lo envió a prisión, acusado del feminicidio agravado de la líder social.

El detenido sería, según el relato de la Fiscalía, quien trasladó en una lancha a los hombres que raptaron a la ambientalista en Nuquí; la llevaron a una zona conocida como Coquí, donde fue asesinada y su cuerpo arrojado al río en el que lo encontraron pescadores de la zona.

Se trata de la segunda detención en este caso, después de que un juzgado también enviara a prisión a Néstor Lozano Muriel, alias “Tigre”, presunto autor material del crimen.

La Fiscalía indica que “cabecillas del Clan del Golfo” ordenaron el asesinato porque, al parecer, la mujer los increpó y les pidió abandonar la región para reactivar proyectos ecoturísticos y dar garantías de seguridad a turistas.