El procurador general de la Nación, Fernando Carrillo calificó al ELN como el “mayor depredador” del medio ambiente, debido a los constantes ataques a las estructuras petroleras, afectando el 60 % de los ríos del país.

Durante el Pacto Mundial para el Medio Ambiente, el jefe del Ministerio Público señaló a la guerrilla del ELN como una de las principales amenazas contra el medioambiente.

“En 17 años, el ELN ha ocasionado la pérdida de 66 millones de galones de crudo. En 2017, los 62 ataques al oleoducto Caño Limón – Coveñas dejaron un derrame de más de 20 mil barriles de petróleo (…) El ELN es el mayor depredador del medio ambiente, el 60 % de las fuentes hídricas se han visto afectadas por esas acciones terroristas”, señaló Carrillo.

De otra parte el procurador general le propuso a Ecopetrol cambiar la fórmula del combustible para mejorar la calidad del aire en Medellín.

En el evento el procurador también le pidió a las Corporaciones Autónomas reforzar los controles medioambientales.