El procurador general, Fernando Carrillo, condenó el exceso de la fuerza por parte de la Policía Nacional contra la ciudadanía que protestó por la muerte del abogado Javier Ordóñez.

Según el jefe del órgano de control, los hechos de violencia «no tienen conexidad con el servicio y la competencia para juzgarlos es de la justicia ordinaria».

«Un comportamiento policial abusivo y violatorio de los derechos humanos, con despliegue de fuerza contra los ciudadanos rompe con la función de la fuerza pública«, dijo Carrillo en la red social Twitter.

Añadió, que: «los hechos conocidos no tienen conexidad con el servicio y la competencia para juzgarlos es de la justicia ordinaria«.

El procurador general dela Nación también señaló que la pandemia por el COVID-19 dejó ver los «comportamientos abusivos» de algunos miembros de la Policía Nacional para «sancionar» a quienes incumplen las medidas.

«La pandemia develó comportamientos abusivos de algunos miembros de la Policía para sancionar incumplimientos de medidas administrativas«, señaló.

Publicidad

Además, concluyó diciendo que estas «conductas resultan condenables en un Estado social y democrático de derecho, y opuestas al mandato constitucional de la protección«.

Las autoridades informaron que siete personas murieron en Bogotá y tres en Soacha, tras las violentas protestas que se llevaron a cabo por la muerte del abogado Javier Ordóñez a manos de policías en Engativá.