El procurador general, Fernando Carrillo, destacó la importancia de la lucha contra la corrupción, que calificó como «el primero de los problemas de la agenda pública» y que se ha convertido en una «pandemia global», en el marco de su presentación en el relanzamiento de la Cátedra Colombia de la Universidad de Salamanca, una de las más antiguas de España.

El jefe del Ministerio Público indicó que corrupción y ética pública son “el primero de los problemas de la agenda pública en Colombia y en el resto de América Latina”, y ha dejado de ser «una simple epidemia para convertirse en una pandemia global».

A su juicio, la corrupción «frenó procesos de desarrollo, deslegitimó el Estado y deterioró la confianza».

Carrillo denunció que hubo «una diplomacia al servicio de la corrupción en América Latina (…) y el 5% del PIB de la región y más del 15% del presupuesto nacional de Colombia, se va a los actos y hechos de corrupción».

Su principal objetivo es propiciar la apertura de nuevas líneas de investigación y de reflexión en torno a la cultura y la construcción política e histórica de este país latinoamericano.