La fiesta en cárcel La Picota, que terminó en riñas, escándalo nacional y despidos, será investigada por la Procuraduría para determinar responsabilidades de funcionarios del Inpec.

Dicha celebración, que se llevaba a cabo el pasado 29 de septiembre, en homenaje a la virgen de las Mercedes, tiene a varios responsables en la mira de las autoridades, entre ellos guardianes y funcionarios del Inpec.

Le puede interesar: EEUU será primer acompañante internacional del capítulo étnico del Acuerdo de Paz: conclusiones de la reunión entre Petro y Blinken

La indagación preliminar disciplinaria se hará con el fin de saber quienes habrían facilitado el ingreso de sustancias prohibidas, licores, alimentos y visitantes de manera irregular para la fiesta que se realizó en el patio de extraditables.

El procurador delegado para la Defensa de los Derechos Humanos, Javier Sarmiento Olarte, afirma que se busca establecer la responsabilidad de los funcionarios públicos vinculados.