La decisión fue confirmada por el procurador general de la nación, Fernando Carrillo, quien indicó que en las próximas horas se conocerán nuevas determinaciones en el caso. No se descarta una suspensión inmediata del funcionario municipal.

Cabe recordar que el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, fue noticia el pasado miércoles luego de que el concejal John Claro, quien venía anunciando un debate contra supuestos actos de corrupción de Hernández, fuera invitado al despacho municipal por el mismo mandatario bumangués.

Ver más: Tras fuerte discusión, alcalde de Bucaramanga abofetea a un concejal

En el encuentro, que se tornó agresivo, el concejal Claro le dijo a Hernández: “Su discurso excremental no me convence”, a lo que el burgomaestre le contesta que haga los debates en el Concejo, pero no en su casa.

Acto seguido se levantan de sus puestos, y en medio de manoteos el alcalde le lanza una palmada a la cara del cabildante.

Lo más visto: Los mejores memes de la palmada que el alcalde de Bucaramanga le propinó a un concejal

La Ley 734 de 2002, en sus artículos 44 y 48, califica estos casos de agresión como falta gravísima y la sanción podría llegar hasta la destitución.

Le puede interesar: Uno | El alcalde de Bucaramanga se expone a graves sanciones por golpear a un concejal en un acalorado debate