La Procuraduría General de la Nación advirtió la necesidad de “adoptar medidas excepcionales” para enfrentar el paro armado decretado por el Clan del Golfo.

La entidad rechazó el anuncio del paro armado en el territorio nacional realizado por el grupo delincuencial ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’, así como los planes y actos terroristas ejecutados en este segundo día de recrudecimiento de la violencia, especialmente en los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia y Choco.

Lea más: “Mientras yo estudiaba por un mejor país, vos pertenecías a un grupo armado”: ‘Fico’ a Petro

En estos cinco departamentos “se han vulnerado derechos fundamentales como la vida, seguridad y libertad de los ciudadanos; así como infracciones al Derecho Internacional Humanitario”.

Desde las procuradurías territoriales hemos instado a las administraciones departamentales, municipales y Fuerza Pública para que se instale de manera permanente el Puesto de Mando Unificado, para articular los esfuerzos y actuaciones pertinentes que permitan prevenir y mitigar los escenarios de violencia en estas zonas del país”, aseguró la procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco.

Lea más: Gobierno extraditó a ‘Otoniel’ para evitar que “confesara sus relaciones con la política”, según Petro

De igual forma, aseveró que en dichos espacios se ha advertido sobre la necesidad de adoptar planes y medidas excepcionales que permitan conjurar esta ofensiva criminal.

La jefe del Ministerio Público reiteró el llamado a las autoridades para que se garantice el acceso a la prestación de servicios vitales como la salud, abastecimiento, libre movilidad y economía de sus habitantes.

Le recomendamos leer: Denuncian plan para asesinar a ‘Fico’ e infiltración de un venezolano en su campaña

Asimismo, la Procuraduría se solidarizó con las familias de las personas que fueron asesinadas en Córdoba y Antioquia, así como las comunidades afectadas por este paro armado, en estos y otros departamentos del territorio nacional.

Finalmente, la procuradora General advirtió que se continuará monitoreando la situación de derechos humanos en el país, así como la vigilancia frente a las actuaciones y estrategias desplegadas por la administración para su atención.