La Procuraduría General de la Nación inició proceso disciplinario contra 17 representantes legales de EPS y funcionarios de direcciones de salud departamentales, municipales y distritales, por la mora en la entrega de resultados de más de 70 mil pruebas para COVID-19, que en algunos casos superan los 30 días, y presuntas irregularidades en el proceso de toma y embalaje de muestras PCR para diagnóstico del virus del Sars-CoV-2.

La decisión cobija a los representantes legales de Nueva EPS, Mutual Ser, Comfamiliar Nariño, Emmsanar, Salud Total, Coomeva, Medimás, Famisanar, Comfacundi, Ambuq, Comparta, Compensar, Sanitas, Dirección de Sanidad Militar, Cajacopi, Asmet Salud y Mallamás.

Así mismo, a funcionarios por establecer de las secretarías de salud de 18 departamentos, cuatro distritos y 88 municipios.

Además, solicitó a la Supersalud y a la Contraloría General de la República verificar el cumplimiento de las obligaciones de oportunidad y calidad en la toma de muestras y la identificación de casos positivos.

A nivel departamental el atraso en la entrega de resultados es de 50.473, siendo Antioquia, con 21.130 el que más pruebas pendientes tiene. En los municipios ese número es de 5.775 y en los distritos de 17.792, para un total de 70.522.