El Ministerio Público dentro de la investigación que adelanta por la muerte de Jorge Enrique Pizano, así como la de su hijo Alejandro, abrió un nuevo capítulo que tiene que ver con los errores cometidos por Medicina Legal y que fueron reconocidos por su director, Carlos Valdés, quien renunció al cargo.

Desde el momento en que se conocieron parte de los hechos que rodearon la muerte del excontroller de la Ruta del Sol, el órgano de control dispuso de un agente especial para que hiciera el acompañamiento y paralelo se iniciaron las indagaciones disciplinarias frente a la actuación de servidores públicos en el caso.

Una de estas indagaciones está relacionada con la toma y práctica de pruebas de la Fiscalía en la casa de la familia Pizano y que se han cuestionado por presuntas irregularidades procedimentales, entre otras porque la legalización de dichas evidencias se habría hecho 36 horas después.

Ahora y ante las declaraciones de Carlos Valdés, durante su renuncia, se abrirá un nuevo folio dentro de la misma investigación para determinar qué ocurrió, por qué se cometieron errores y por qué se había afirmado que en una toalla, del material probatorio, había rastros de sangre.

Adicionalmente se evalúa qué funcionarios pudieron incurrir en errores y no se descarta que sea escuchado el ahora exdirector de la entidad para ampliar las explicaciones en este caso, por el cual asumió toda la responsabilidad.

Por otra parte el Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías, denunció penalmente a Carlos Valdés, por las presuntas irregularidades en el manejo de  las pruebas forenses en el caso.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Publicidad

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1