La Procuraduría inhabilitó por 14 años al exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales por su participación en el escándalo de Odebrecht.

García Morales es investigado por presuntamente recibir un soborno de 6,5 millones de dólares, con el fin de que Odebrecht lograra la adjudicación de los contratos del Tramo Dos de la Ruta del Sol, a finales de 2008.

La Procuraduría calificó la conducta de García Morales como una falta gravísima e impuso la sanción luego de que el exfuncionario aceptara su participación en estos hechos.

Para la época, García Morales se desempeñaba como director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco).