El presidente de la Empresa Promotora de Salud Medimás, Néstor Arenas, advirtió que la Procuraduría y la agente liquidadora de Saludcoop, Ángela María Echeverry, no cuentan con la competencia para revocar la compra de Cafesalud y acusó al jefe del Ministerio Público de crear un pánico en la ciudadanía.

Arenas enfatizó, que solamente la Superintendencia de Salud o las autoridades judiciales tienen la potestad de tal decisión.

“Entre compradores y vendedor existen unas controversias contractuales de imputaciones mutuas de incumplimiento las cuales deberán exponerse exclusivamente ante el juez de contrato, en este caso la justicia arbitraria”, sostuvo el dirigente de Medimás.

La EPS señala que se garantizará la prestación de servicios a los 4.2 millones de afiliados.