La Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Policía «el traslado inmediato del expediente que adelanta, tras la denuncia sobre una presunta violación a una teniente de esa institución», en las instalaciones del Comando Departamental de Cesar, cuando se adelantaba una actividad de fin de año, y ordenó la practica urgente de pruebas consideradas determinantes en el proceso disciplinario. 

El Ministerio Público pidió una relación de los capitanes que participaron en la despedida de fin de año del 23 y 24 de noviembre, así como el listado de la asignación de habitaciones de los capitanes.

Le puede interesar: Teniente de la Policía denuncia que fue violada en fiesta de la Institución

Adicionalmente, solicitó un informe detallado sobre la actuación adelantada por el comandante y el subcomandante de la Policía del Cesar, una vez conocida la denuncia hecha por la teniente.

Dentro del material probatorio que deberá aportar la Policía Nacional se encuentran copias de las cámaras de seguridad de la fecha de los hechos, así como las minutas de órdenes de servicios del comando desde el 22 hasta el 26 de noviembre de 2018.