El recién posesionado procurador General, Fernando Carrillo, le hizo un llamado a todos los funcionarios públicos que aspiran a ocupar cargos de elección popular para que renuncien y que “en ningún caso intereses partidistas o propios afecten de alguna forma, sus decisiones y desenvolvimiento funcional”.

La Procuraduría pide a los funcionarios además que se separen de sus cargos “con la adecuada y suficiente antelación”.

“La Procuraduría garantizará un proceso electoral con reglas de juego claras y transparentes e impedirá comportamientos que minen la confianza ciudadana e impacten desfavorablemente el ejercicio de la función pública y, de alguna manera, rompan las necesarias condiciones de equilibrio, igualdad e independencia que demanda la sociedad y que son necesarias para el debate electoral”, dice un comunicado publicado en el sitio web de la entidad.

Publicidad