La Procuraduría recordó al alcalde, a los secretarios de despacho, gerentes, trabajadores y particulares disciplinables del conglomerado público de Medellín, Antioquia, que deben inhibirse de participar a favor o en contra de la revocatoria, como tampoco de promocionar el abstencionismo.

El ente de control sostiene que “insta a cada uno de los servidores públicos a observar una conducta dentro de los límites que establece la Constitución, la ley estatutaria 1557 de 2015 y la jurisprudencia aplicable para este tipo de procesos electorales.”

Sin embargo, el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, manifestó su inconformidad con la decisión del Ministerio Público.