La Procuraduría General de la Nación instó a la Gobernación de San Andrés, Santa Catalina y Providencia a declarar la emergencia sanitaria y ambiental en la isla, ante la grave crisis en materia de salud que enfrenta el departamento.

El Ministerio Público encontró que “el Hospital Clarence Lynd Newball Memorial presenta un deficiente tratamiento, almacenamiento, transporte y disposición final de residuos peligrosos, que permanecen acumulados en la parte posterior del edificio, a la intemperie, sin ningún tipo de protección ni aislamiento, violando los principios de bioseguridad, gestión integral, precaución, prevención y comunicación del riesgo”.

Publicidad

El ente de control mostró su preocupación ante la exposición a la que se someten “los habitantes y visitantes de la isla, en riesgo de enfrentar epidemias  o pandemias por la exposición a los residuos hospitalarios que se generan de la prestación de los servicios de salud y actividades complementarias”.

La Procuraduría también se refirió al deficiente aislamiento entre los pacientes del Clarence Lynd Newball Memorial, por las fallas en la aplicación de los protocolos de aislamiento, lo que incrementa el riesgo de infección entre ellos mismos.

“Simultáneamente, la falta de disposición final de estos residuos genera graves daños ambientales a los ecosistemas y áreas protegidas de sensible afectación ecológica”, sostiene el Ministerio Público.  

Para la Procuraduría es urgente la puesta en marcha de acciones encaminadas a cumplir con la política de gestión integral para el manejo de los residuos hospitalarios.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1