La Procuraduría General de la Nación le pidió a la Superintendencia de Salud que intervenga inmediatamente a la EPS Medimás, luego de detectar varias irregularidades en su administración.

Cabe recordar que este jueves 14 de junio la Contraloría General de la República en una auditoria determinó un hallazgo fiscal de $700 millones al evidenciar que la EPS pagó, con recursos que deberían estar destinados a los gastos de administración, intereses de mora en el pago de servicios públicos.

Otros de los desembolsos encontrados fueron de bonificaciones a empleados de la empresa y pagos a proveedores por el diseño, ejecución y seguimiento de supuestas estrategias de comunicación y relaciones públicas, que no tenían conexión alguna con la prestación del servicio de salud

La Contraloría reveló que la entidad prestadora de salud “usó recursos destinados al sector salud en gastos administrativos no relacionados con la prestación de estos servicios”.

“El porcentaje de los recursos girados a empresas relacionadas y/o asociadas, podría ser incluso superior, si se incluyeran los pagos efectuados durante la vigencia 2018”, confirmó la entidad fiscalizadora.

Estas revelaciones se dieron en rueda de prensa en presencia del contralor Edgardo Maya y el procurador general, Fernando Carrillo.