La Procuraduría General de la Nación prorrogó, por el término de tres meses, la suspensión al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, dentro de la investigación que adelanta por irregularidades en la terminación de un contrato de ciencia y tecnología y presuntos actos de corrupción en la gestión contractual.

El Ministerio Público busca establecer la presunta participación del mandatario departamental en actos de corrupción confesados por el exgobernador del departamento, Alejandro Lyons, en relación con el destino indebido que tendrían los recursos públicos en la contratación.

Dentro de este proceso, la Procuraduría también investiga al director administrativo de Planeación, Manuel José Benjumea Simancas; a la asesora del despacho del gobernador, Sandra Milena Ruiz Pérez y al director de contratación de la gobernación, Jairo Rafael Cruz Lozano.