La Procuraduría General de la Nación evidenció que la alimentación de más de 1.4 millones de estudiantes del país estaría en riesgo por causa de los retrasos en la contratación del Programa de Alimentación Escolar (PAE), y la reducción de la cobertura en los contratos.

Ante esta situación, el Ministerio Público, reactivó el Comité Especial para el Programa de Alimentación Escolar -CEPAE, con el fin de garantizar los derechos constitucionales a la educación y la alimentación equilibrada de los niños, niñas y adolescentes.

Asimismo, el CEPAE trabajará en la articulación de las acciones preventivas, disciplinarias y de intervención.

Como parte de las acciones de vigilancia preventiva al PAE, el órgano de control creó un índice multidimensional sobre vulneración del derecho a la educación en la infancia y la adolescencia.

Igualmente, para identificar las entidades territoriales con mayores problemáticas relacionadas con las bajas tasas de cobertura en educación, el ausentismo escolar, la deserción, la reprobación, la inasistencia, la mortalidad por desnutrición y los bajos puntajes en las pruebas saber.

Publicidad

Con base en los resultados arrojados por este índice la Procuraduría elaboró una metodología para la vigilancia preventiva al programa, la cual será inicialmente implementada en 10 municipios.

Mediante un trabajo articulado con las procuradurías regionales, distritales y provinciales, se busca garantizar la seguridad alimentaria y nutricional a sus beneficiarios, así como el cumplimiento de los objetivos del programa.