La Procuraduría inició con una acción preventiva para establecer si se respetaron los protocolos del Derecho Internacional Humanitario en el bombardeo desarrollado el pasado 2 de marzo en Guaviare.

La procuradora Margarita Cabello asignó un procurador delegado para los Derechos Humanos para que adelante el caso, y verifique si la acción militar estuvo ajustada a los estándares, pese a las denuncias sobre la muerte de un menor de edad en el hecho.

El equipo de la Procuraduría se desplazará a la zona de Buenos Aires de Calamar, para recopilar los detalles sobre la acción adelantada por el Ejército en la que se dio de baja a varios integrantes de las disidencias de las FARC, comandadas por Gentil Duarte.