La Procuraduría sancionó con una inhabilidad para ejercer cargos públicos por 20 años a los siete militares señalados de abusar sexualmente de una niña embera katío en Risaralda, el pasado 21 de junio.

El Ministerio Público culminó con el interrogatorio a los uniformados y dio por terminada la etapa de práctica de pruebas, y concluyó que los militares participaron en el abuso.

Paralelamente, la Fiscalía también continúa el proceso, y en los próximos días también se conocerá la sentencia a los uniformados.

Publicidad