La Procuraduría suspendió al alcalde de Tierralta (Córdoba), Daniel Enrique Montero, por posibles irregularidades en la contratación para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus.

Montero es el tercer funcionario en ser sancionado provisionalmente por presuntas anomalías en este tipo de contratos.