A través de un comunicado, la Procuraduría General de la Nación informó que sancionó con suspensión del cargo e inhabilitó por siete meses a Santiago Jaramillo Botero, en su calidad de concejal de Medellín, Antioquia, por la agresión al periodista de Telemedellín, Manuel Alejandro Gallego Arango.

«La Procuraduría Regional de Antioquia evidenció en el material de video aportado por el Concejo de Medellín, que efectivamente, Jaramillo Botero golpeó en el rostro al comunicador, confirmando de esta manera las denuncias emitidas en los diferentes medios de comunicación que sirvieron para corroborar la conducta del concejal, quien sujetó por los brazos al comunicador y posteriormente le propinó una cachetada, durante la sesión del Concejo realizada el 9 de octubre de 2017», señala el comunicado.

El Ministerio Público calificó la falta de Jaramillo Botero, como grave a título de dolo, porque incumplió el deber consagrado en el Artículo 34, numeral 6, de la Ley 734 de 2002, que indica: “todo servidor público debe tratar con respeto, imparcialidad y rectitud a las personas con que tenga relación por razón del servicio”.

La entidad, no recibió recurso de apelación, por lo que la sanción quedó en firme a partir de la fecha.