Por presuntas irregularidades en el retiro del servicio de la gerente de la ESE Divino Niño y la posterior toma de las instalaciones del hospital, la Procuraduría General de la Nación suspendió por tres meses a Julio Cesar Rivera Cortés, alcalde de Tumaco, Nariño.

Rivera Cortés fue citado el próximo 12 de marzo a una audiencia pública de juzgamiento disciplinario, en aras de establecer las razones por las que habría solicitado la dimisión de Carolina Farinango Hernández, con el argumento de querer trabajar con las personas que lo habían apoyado políticamente.

La decisión se tomó una vez agotada la etapa de indagación preliminar, en la cual se individualizó al citado burgomaestre como el presunto responsable de la comisión de la falta disciplinaria.

El alcalde podrá rendir versión libre sobre las circunstancias de la comisión de la presunta falta disciplinaria, solicitar las pruebas que pretenda hacer valer en la diligencia y presentar descargos.