El mineral registró su mejor crecimiento y arrojó cifras positivas por cuarto año consecutivo. En contraste, el carbón cayó 40 % en su producción.

De acuerdo con información oficial de la Agencia Nacional de Minería (ANM), el 2020 cerró con una producción de 47,6 toneladas de oro, un 29,9 % más que en 2019 cuando registró 36,67 toneladas. Esta cifra se convierte en la más alta de este mineral desde 2017.

“El oro es uno de los minerales estratégicos para la diversificación de la matriz minera”, precisó el presidente de la ANM, Juan Miguel Durán, quien además afirmó que estos números significan igualmente un aumento importante en generación de impuestos y regalías para el país.

Por otro lado, la producción de níquel tuvo una variación negativa del 11 % y cerró en 79,57 millones de libras.

Vea también: Alarmante incremento de motocicletas en el país

Por otra parte, el carbón registró una producción de 49,46 millones de toneladas en 2020, frente a 82,4 millones de toneladas del 2019, lo que significa una disminución del 40 %.

“El carbón es y seguirá siendo una importante fuente de recursos, empleo y oportunidades para nuestro país. De la mano de los territorios hemos venido desarrollando la Agenda de Carbón, una estrategia que nos permitirá elevar la competitividad de este mineral, y aprovechar las nuevas oportunidades en la generación de energía con tecnologías más limpias como el hidrógeno, al tiempo que avanzamos en la diversificación de la canasta minera, y en la coexistencia con otras actividades productivas”, afirmó el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.