Esta decisión fue tomada luego del llamado del gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, de prohibir la venta y distribución de pólvora en los 116 municipios durante la temporada decembrina.

En las últimas horas 82 alcaldes confirmaron que acatan la invitación y que queda restringido el uso de pirotecnia.

‘’Reitero la invitación a los 24 municipios de Cundinamarca que aún están pendientes de tomas la decisión frente a la manipulación de pólvora en esta navidad a que se sumen a esta iniciativa’’, indicó García Bustos.

En algunos municipios, incluso hay fabricas en las que solo se permitirá la venta a grandes empresas de espectáculos.

‘’Solo se permitirá la venta a personas que evidencian que trabajan con la manipulación de la misma y que ofrecen espectáculos de pirotecnia con todos los requisitos de seguridad’’, agregó el gobernador de Cundinamarca.

La Policía del departamento cundinamarqués hará estrictos controles para evitar su comercialización.

‘’Por eso la Policía va a estar sobre los diferentes ejes viales, incluyendo vías secundarias y terciarias, ejerciendo este control porque sabemos que sabemos que diciembre es una época donde todos llevan pólvora para sus casas’’, aseguró el comandante de la Policía de Cundinamarca, coronel César Ovidio Castro.

El año pasado en Cundinamarca, 27 personas resultaron quemadas por el uso regular de artículos pirotécnicos.