Ante los continuos asesinatos de mujeres, tipificados como feminicidios, congresistas mujeres anunciaron la radicación de un proyecto de reforma constitucional para castigar, con prisión perpetua, a quien cometa este delito.

La Ley 1761 de 2015, conocida como ley Rosa Elvira Cely, tipifica el feminicidio como un delito autónomo y lo define como el asesinato de una mujer, por su condición de mujer, o por motivos de su identidad de género. Aunque la ley contempla penas de entre 40 y 50 años, dependiendo de los agravantes del delito, un grupo de senadoras, encabezado por la conservadora Esperanza Andrade, presentará un proyecto de acto legislativo elevar la condena a cadena perpetua.

Congresistas, como Ana María Castañeda, aseguran que el Estado, por omisión, tiene responsabilidad en el aumento de los delitos contra las mujeres.

El proyecto que busca castigar con prisión perpetua el delito de feminicidio, será radicado el 20 de julio, con el inicio de la nueva legislatura.