Las centrales obreras presentaron su propuesta de reforma laboral que pretende reducir la jornada laboral de las trabajadoras domésticas y limitar la contratación laboral.

El documento enviado por las centrales obreras a la ministra de Trabajo, contempla varias propuestas de la reforma laboral, entre ellas, incluir en el Plan de Desarrollo que “la jornada ordinaria de las trabajadoras domésticas internas que en la actualidad es de 10 horas diarias, sea de 8 como ocurre para otras categorías”.

Lea también: Presidente Petro financiará proyectos de municipios hasta por $5 mil millones

Las propuestas sindicales también buscan ponerle límites a los contratos temporales incluyendo la prohibición que señala que el contrato de trabajo para la realización de una obra no podrá celebrarse para desarrollar actividades misionales o permanentes.

Las iniciativas que estudia el Gobierno establecen que los trabajadores temporales, laborando por un año en la misma empresa, adquieran la condición de trabajadores directos de la empresa beneficiaria, con contrato a término indefinido.