Mediante un documento, 24 economistas entre exministros y académicos, proponen una fórmula para aumentar los índices de generación de empleo.

Son tres ejes centrales. El primero sería la flexibilización en el mercado laboral para reducir los costos de contratación.

Se pagaría el 80 % del salario mínimo, no se pagarían aportes a pensiones o se harían en función a horas trabajadas.

Además, no se pagarían aportes a cajas de compensación.

La terminación del contrato por justa causa se haría por una indemnización equivalente a dos días por mes.

Se mantendría el 100 % en el pago en el pago de la salud y riesgos profesionales.

Publicidad

La implementación sería temporal y solo para los nuevos contratos.