Un juez prorrogó por un año la orden de captura en contra del empresario Carlos Mattos, vinculado a una investigación por el presunto pago de sobornos a funcionarios judiciales.

Pese a que en contra de Mattos existe una orden de detención, la misma no se ha hecho efectiva, dado que el empresario actualmente está en España, y en ese país no se ha definido su situación legal, para una eventual extradición.

“Hasta la fecha no se ha logrado el fin perseguido con la misma (orden de captura). Para efectivizar la prorroga se dispone librar las respectivas comunicaciones ante las autoridades de rigor por intermedio de la Fiscalía”, señaló el juez.

Según la Fiscalía, el empresario Carlos Mattos habría contactado a dos jueces y les habría entregado dinero por medio de emisarios, para que presuntamente fallaran a su favor en el proceso que se adelantaba en 2016 por la disputa de distribución de vehículos Hyundai, con la casa matriz de esa compañía, que le retiró la concesión a Mattos.