El fiscal general, Francisco Barbosa denunció qué hay un plan organizado para desestabilizar la ciudad de Cali, y acusó a las disidencias de las FARC y al ELN.

El jefe del ente acusador dijo además que la protesta tiene un límite.

Le puede interesar: Motociclista disparó contra manifestantes que bloquearon su paso en Tolima

 

“El derecho a la protesta tiene un límite que justamente y es el que no se puedan cometer delitos a nombre de la protesta”, indicó.

El fiscal dijo que investigan a servidores públicos, que según denuncia incitaron actos de vandalismo.