Ya está listo el protocolo de bioseguridad para la reapertura de playas en Cartagena desde el próximo primero de octubre. 

Playa Azul tendrá una capacidad de 564 personas y 94 carpas; por su parte, tres sectores de las playas de Bocagrande contarán con una capacidad de 1.920 personas y 320 carpas.

«Dentro de ese grupo de zonas tenemos organizadas unas áreas de unos 16 metros cuadrados y en cada espacio de esa zona podemos utilizarlo para 6 personas dentro de la burbuja familiar y esos grupitos tienen unos pasillos especiales de 2 metros para que puedan transitar las personas sin ningún problema», explicó el capitán de Navío, Jorge Enrique Uricoechea Pérez.

El horario estará comprendido desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde y las playas estarán distribuidas por zonas.

«Tenemos una zona de transición que está totalmente despejada, después tiene una zona de reposo donde tenemos la reorganización de las carpas, pasamos a una zona activa donde está la playa con la arena totalmente despejada. Las personas se pueden llegar a mover hacia la parte activa, que es la parte de bañistas», dijo el capitán.

También estarán permitidos los deportes náuticos. Además, el uso de tapabocas será obligatorio fuera del mar y solo habrá un punto de ingreso y salida.