Avanza la audiencia de imputación de cargos contra el curador urbano número 1 de Cartagena, Ronald Llamas, por el caso del proyecto multifamiliar Aquarela en cercanías al castillo San Felipe.

De acuerdo con la Fiscalía, el funcionario omitió las normas del Ministerio de Cultura para zonas de protección ambiental al entregar las licencias de construcción y además habría dado varias resoluciones del proyecto en las cuales hay inconsistencias entre planos, predios y áreas comunes.

Durante la audiencia también se reveló un audio entre el curador y una funcionaria de la Superintendencia de Notariado y Registro llamada Irma, donde según el ente acusador la conversación era más una asesoría y no de funciones públicas. 

Entre otros detalles revelados está que el proyecto Aquarela pretendía tener un helipuerto sin tener un certificado de la Aeronáutica Civil, y que su representante legal, Lucas Tamayo, también detenido, presentaba resoluciones distintas ante Corvivienda. 

A esta hora continua la diligencia en el complejo judicial contra el curador, el representante legal y el arquitecto, a quienes se les imputan los cargos de urbanización ilegal, daño en los recursos naturales y prevaricato por acción.