Frente al proyecto de ley que presentó el senador Álvaro Uribe Vélez para otorgarle facultades excepcionales al presidente de la República, Iván Duque, para que aumente el salario mínimo que se fijó en el decreto 2269 para este 2018, los exmagistrados de la Corte Constitucional, Nilson Pinilla y Alfredo Beltrán afirmaron que se trata de una iniciativa “inconstitucional”.

Para el exmagistrado Nilson Pinilla “la Constitución es clara en que es el Gobierno el que le solicita facultades extraordinarias muy excepcionalmente al legislador para tocar algunos puntos especiales, eso tiene que ser excepcional porque hay separación de poderes”.

El exmagistrado Alfredo Beltrán aclaró que existen una serie de requisitos para que el Congreso pueda otorgar dichas facultades excepcionales, “las necesidades públicas así lo aconsejen y segundo que sean precisas, determinadas no solo sobre la materia sino también en relación al tiempo, que no exceda de seis meses”.

Añadió que “en estos temas no se pueden conceder o solicitar facultades extraordinarias, por ejemplo, en materia tributaria, para la expedición de reformas o códigos, para lo relativo a la fijación de prestaciones sociales de los empleados públicos”.

Contrario a lo manifestado por algunos congresistas, consistente en que durante el trámite del proyecto se puede presentar el aval por parte del Gobierno, Beltrán afirmó que “no se salvan porque no fueron solicitadas antes de la radicación del proyecto que las conceda”.