El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, aclaró que el proyecto de ley presentado al Congreso para el sometimiento de las bandas criminales no beneficia a los grupos disidentes de las Farc como lo sugirió el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

Enrique Gil Botero sostuvo que el proyecto lo único que busca es crear un canal para que las bacrim presenten una propuesta de sometimiento, la cual será estudiada por el Gobierno para determinar su viabilidad.

“Si el Gobierno considera viable la propuesta que haga una banda criminal se la pasará a la Fiscalía y ya serán ellos y los jueces los que tendrán que aplicar la parte que se refiere a los beneficios y rebajas de penas”, explicó Gil Botero.

El titular de la cartera de Justicia señaló que las disidencias de las Farc se seguirán combatiendo como lo ordena la ley. Para ellas solo existe un camino que es salir de la delincuencia y entregarse al Estado.

“El proyecto de ley es solo un instrumento pero no quiere decir que vamos a dejar de combatir a todos los grupos criminales. Si hacen una propuesta tendrán que someterse al imperio de la ley sin ventajas adicionales porque no se trata de una justicia transicional ni un acuerdo político, es solo un sometimiento a la ley”, puntualizó el ministro Gil.