César Eugenio Martínez, del Centro Democrático, Carlos Ardila, del Partido Liberal, Omar de Jesús Restrepo, de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y Juanita Goebertus, del Partido Alianza Verde, integrantes de la Comisión de Paz del Congreso visitaron los municipios de Amalfi y Anorí y el ETCR ubicado en la vereda La Plancha, para conocer de primera mano los avances y retos en la estabilización y construcción de paz en la región.  

En el marco de esta visita sostuvieron encuentros con autoridades locales, Fuerza Pública, líderes comunitarios, víctimas del conflicto armado, organismos multilaterales, academia, excombatientes de las Farc y empresarios de la región, para recoger y contrastar información sobre seguridad territorial, desarrollo rural, reincorporación y satisfacción de los derechos de las víctimas.

Luego de esta visita concluyeron primero, que ha habido avances en la participación comunitaria para la elaboración de los planes de desarrollo rural, pero nos preocupa el manejo de las expectativas de estas comunidades. El éxito de estos planes radica, fundamentalmente, en que los primeros proyectos viabilizados por los ciudadanos en las zonas focalizadas se empiecen a ejecutar a la mayor brevedad posible. También, en poder garantizar una interlocución permanente entre las autoridades encargadas de implementar estos planes y los ciudadanos que participaron en su construcción.    

Segundo, queremos destacar el liderazgo de los empresarios de Proantioquia en la promoción de investigaciones y proyectos sobre seguridad y construcción de paz. Esto da cuenta de la importancia de una participación activa de la sociedad civil y es una excelente muestra de corresponsabilidad ciudadana con el éxito de procesos de desarrollo rural y reparación de víctimas.

Tercero, nos preocupa el incremento de homicidios en la región. Solo en Anorí, la tasa de homicidios incrementó en un 200 % en relación con cifras del año pasado. Esta situación reclama acciones urgentes del Estado, sobre todo en el fortalecimiento de la capacidad de respuesta de la Fuerza Pública y de las instituciones encargadas de administrar justicia. A su vez, el fortalecimiento del programa de reincorporación es determinante para garantizar condiciones de seguridad en la región.

Por último, continuaremos haciendo estas visitas porque estamos convencidos de que llevar el Capitolio al territorio es un excelente insumo para calificar el desarrollo legislativo y poder hacer un mejor trabajo de control político desde el Congreso de la República.