El Ministerio de Salud anunció que de ahora en adelante las pruebas COVID-19 serán pagadas por el Gobierno Nacional a través del Fondo de Emergencias.

Para esto la cartera de Salud emitió la Resolución 1463 de 2020, la cual adopta y fija el valor de las pruebas de búsqueda, tamizaje y diagnóstico del coronavirus.

«Con este acto administrativo a partir de ahora las pruebas PCR, serológicas y antígenos  serán pagadas por  la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud –ADRES-, con recursos del  Fondo de Mitigación de Emergencias –FOME-«, explicó la viceministra de Protección Social, María Andrea Godoy.

En cuanto al pago de las pruebas, las IPS facturan a las EPS, quienes realizan las validaciones respectivas y la gestión de cobro ante la Administradora.

«A pesar de que la ADRES asuma el pago de las pruebas, no quiere decir que las EPS no continúen ejerciendo la gestión del riesgo del afiliado, así como las acciones encaminadas a garantizar el funcionamiento del programa PRASS, es decir, garantizar el reconocimiento de las incapacidades y realizar el seguimiento al aislamiento», señaló Godoy.

En la resolución se fijaron los valores máximos que reconocerá ADRES por las pruebas COVID-19.

Publicidad

Dichos valor son para las pruebas de anticuerpos $60.000, pruebas moleculares $216.994 y de antígeno 80.832 pesos.

Dichos valores costean: la toma la de la muestra, el  procesamiento, el transporte hasta el laboratorio, los elementos de protección del personal de salud, insumos, entre otros.

«Vale recordar que estos son valores máximos que las EPS podrán cobrar a la ADRES por cada prueba, no son precios ni tarifas para los ciudadanos que decidan hacerse la prueba para el COVID-19. En tal caso ante la aparición de síntomas, deben continuar recurriendo a la atención en salud de su asegurador», dijo la viceministra.