En un documento de 72 páginas conocido por Noticentro 1 CM&, la Procuraduría detalla las cuatro faltas por las que llevará a juicio al director de la Policía, el general Óscar Atehortúa.

El origen de la investigación tiene que ver con un contrato para la construcción de casas fiscales en Tolima, dado que para la Procuraduría, en 2014 el entonces director del Fondo Rotatorio de la institución no tomó medidas para vigilar si la obra había sido ejecutada de forma adecuada.

Incluso la entidad dice que la interventoría de la obra estuvo a cargo de la Universidad Distrital, y en el equipo de seguimiento estaba Wilman Muñoz, vinculado con actos de corrupción en la institución educativa.

La Procuraduría dice que los informes de Muñoz tenían inconsistencias sobre el avance de la obra. «La interventoría técnica que ejercía la Universidad Distrital no correspondía con la realidad».

La historia continúa en 2018, cuando Atehortúa fue asignado a la inspección de la Policía; la Procuraduría señala que el general no se declaró impedido para asumir el caso.

«Tenía (…) interés directo en la actuación disciplinaria», agrega.

El tercer y cuarto cargo, están relacionados directamente con el rol de Atehortúa como director de la Policía; dice la Procuraduría que el oficial obtuvo información de la indagación sobre las casas fiscales

«Durante el trámite de la investigación referida, el general accedió a través del capitán a información que en virtud es de la reserva legal», indica el órgano de control.

Posteriormente la entidad dice que Atehortúa sostuvo una reunión con el inspector de la Policía general Wiliam Salamanca, quien estaba a cargo de la investigación.

En su declaración como testigo, Salamanca cuenta detalles del incidente:

«Me dijo (…) me saca ese equipo de ahí, todo con Martínez, si no le gusta haga lo que quiera (…) «Y es donde él me dijo, yo a usted lo voy a sacar con vacaciones»

En los próximos días se fijará la fecha para el juicio.