El debate inició con las intervenciones de la oposición.

“No usurpe las competencias del Congreso, usted ha venido repitiendo diferentes foros que debemos estar tranquilos, que los contratos que ya se firmaron no tendrán ningún problema”, dijo el representante Óscar Villamizar del Centro Democrático.

Por su parte la Representante a la Cámara Erika Sánchez dijo que la ministra “no cuenta con la experiencia en el sector minero energético”.

Le puede interesar: Magistrados de las altas cortes rechazan “desplante” de Gustavo Petro

Sin embargo, uno de los puntos que marcó el debate fue la denuncia de la representante Carolina Arbeláez, de Cambio Radical que dijo que el gobierno tiene “un negocio cocinado con Venezuela con una empresa española con domicilio en Madrid, un contrato con el que se pretenden que se asesoran jurídicamente a Colombia para iniciar la importación distribución y Transporte desde Venezuela de gas natural firmado el 4 de noviembre”.

El representante Miguel Polo Polo cuestionó “cuál es el negocio que tienen ustedes con la dictadura de Nicolás maduro, por qué ese afán de querer destruir la industria gasifera del país”.

La defensa de la ministra

A su turno la ministra Irene Vélez dijo que actualmente “hay 182 contratos vigentes y 118 en etapa de exploración, 35 suspendidos, de los cuales 32 tiene oportunidad exploratoria y hay 35 en fase cero”. Agregó que “hemos decidido acompañar los que están en fase cero o fase preliminar”.

La ministra reiteró que el gobierno dará garantías a los contratos de hidrocarburos que están vigentes y señaló que Colombia tiene reservas de gas hasta 2042.

El Ministerio de Minas explicó en Twitter que el contrato de Ecopetrol revelado por la oposición busca evaluar si se reanuda o no un acuerdo bilateral firmado entre Colombia y Venezuela en 2007 para el suministro de gas que está vigente pero inactivo desde el 2015.

La defensa del Pacto Histórico

El representante Alirio Uribe del Pacto Histórico dijo que “nosotros sabemos que mujeres como Irene Vélez representan a las mujeres jóvenes preparadas con doctorados, las mujeres que pueden cambiar y transformar este país”.

La representante Katherine Miranda dijo que desde la Superintendencia Financiera señalaron que las acciones de la ministra no han generado pánico económico.

La votación para decidir si la ministra se queda o se va se llevará a cabo el próximo martes 6 de diciembre.