El excongresista Luis Eladio Pérez entregó ante los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un desgarrador testimonio de lo que vivió durante su secuestro. Dijo que espera conocer la verdad, que las desmovilizadas Farc reparen a las víctimas y aseguró que detrás de su secuestro hubo una “mano negra”.

Por cerca de dos horas, Pérez recordó los momentos difíciles y calificó su secuestro como el de las demás víctimas de dicho flagelo, como un acto terrorista. Sostuvo que el trato fue cruel e inhumano, que fueron tratados como animales y que además fueron víctimas de burlas por parte del entonces grupo guerrillero.

Señaló en su testimonio rendido ante la JEP, que estuvo en territorio ecuatoriano con la presunta complicidad del gobierno del vecino país, muy cerca del campamento del abatido jefe guerrillero Raúl Reyes y que de regreso al país, pasó por un puesto de control de las autoridades colombianas mientras eran engañados los uniformados con guerrilleras vestidas de civil.

También lanzó fuertes críticas a la justicia colombiana, porque un fallo en el que se condena a las Farc con 3000 salarios mínimos mensuales legales vigentes y 500 a él, como víctima de secuestro, no se cumplió y lo aportó para que desde la JEP se respete la decisión judicial.

Publicidad

Reveló que la “Operación Jaque”, donde fueron liberados militares, policías, Ingrid Betancourt y tres ciudadanos estadounidenses, tuvo un trasfondo aparentemente negociado, porque alias “gafas”, según él, se encuentra en óptimas condiciones y con supuestos beneficios en Estados Unidos.

De otra parte, denunció que la Unidad Nacional de Protección (UNP) le quitó a él y a otras víctimas de las Farc, el esquema de seguridad para entregárselo a quienes fueron sus victimarios. Además consideró que las Farc se están burlando de las víctimas desde que se inició el proceso de negociación de paz.

Advirtió que las Farc se lucraron del negocio del narcotráfico, que durante su secuestro durmió en campamentos en medio de cultivos de cocaína y que además el grupo guerrillero tuvo alianzas con productores de la droga. Aseguró, que algunos de dichos recursos están escondidos en caletas, que otros se los robaron entre ellos mismos y lo restante se encuentra en paraísos fiscales.

Luis Eladio Pérez durante la audiencia no logró contener las lágrimas cuando recordó los momentos difíciles por los que atravesó él y su familia, el abandono por parte de Estado e incluso por parte de los colombianos, quienes lo olvidaron después de regresar al país tras su liberación después de siete años de secuestro.

Oscar Tulio Lizcano, quien se fugó con la ayuda de alias “Isaza”, después de permanecer en cautiverio más de ocho años,  también compareció ante la Jurisdicción Especial para la Paz. Allí dijo que ya perdonó a sus victimarios y también pidió que se conozca toda la verdad y que las víctimas sean reparadas.