Luego de que estallara el escándalo por las interceptaciones de integrantes del Ejército a los negociadores del Gobierno en La Habana y líderes de izquierda, el presidente Juan Manuel Santos ordenó una investigación para establecer quienes estarían interesados en acabar con el proceso de paz que se adelanta con las Farc.

El Presidente colombiano afirmó que “he dado órdenes inmediatas al Ministro de Defensa y a la cúpula militar para que investiguen hasta el fondo esta situación, para que nos digan hasta donde ha podido llegar este uso ilícito de la inteligencia, pero sobre todo saber quién está detrás de esto y cuál es su interés”.

El jefe de Estado se mostró molesto por este escándalo que salpica al Ejército Nacional y recordó que fue él quien ordenó la liquidación y cierre del DAS por las interceptaciones a políticos de izquierda, periodistas y defensores de derechos humanos.