La Fiscalía determinó que a tres uniformados de la Policía se le están acusando por participar en muertes y lesiones a manifestantes en el último Paro Nacional, en Cali.

De acuerdo con la investigación, uno de los uniformados sería el patrullero Wilson Orlando Esparragoza, a quien se le atribuye haber “disparado indiscriminadamente” el 28 de abril de 2021 en el sector de Puerto Rellena.

El segundo miembro es el teniente Néstor Fabio Mancilla, en ese entonces comandante del grupo de operaciones especiales. Según el informe, Mancilla estaba a cargo de un grupo de hombres que accionaron sus armas de dotación en contra de varios manifestantes.

También puedes leer: En lo corrido de 2022 han sido asesinados 50 líderes sociales: Indepaz

Los disparos causaron la muerte de dos personas en medio de la jornada de movilizaciones.

Finalmente, está el coronel Edgar Vega, quién en ese entonces era el comándate operativo de la institución en Cali. Según el ente judicial, el uniformado “incumplió el compromiso institucional y constitucional” de garantizar la seguridad de los manifestantes.

Además, a Vega también se le adjudica “no haber tomado correctivos” para controlar el uso de la fuerza por parte de uniformados